CONSULTA GRATIS 602-989-5000
ALCOCK & ASSOCIATES, P.C.  DUI

ABOGADOS DE DUI
EN PHOENIX

¿Arrestado por un DUI? Queremos y Podemos Ganar su Caso.

Watch Video CASOS DE DUI QUE MANEJAMOS

ABOGADOS DE DUI EN ARIZONA CON EXPERIENCIA Y QUE GANAN CASOS

QUEREMOS Y PODEMOS GANAR SU CASO

El abogado de DUI Nicholas Alcock, fundador de la firma Alcock & Asociados, ha contado con un equipo de abogados dedicados y comprometidos a resolver casos de DUI en todo el estado de Arizona. La experiencia y conocimiento de nuestro bufete de abogados ha persistido durante más de veinte años, la comunidad de Phoenix nos prefiere por eso estamos para servirle a usted y a su familia.

Nosotros contamos con abogados profesionales y especializados en casos de DUI. Si usted, un miembro de su familia o un ser querido ha conducido bajo la influencia o le han castigado con un DUI, es sumamente importante que usted busque un abogado responsable y capaz de resolver su situación legal. Nuestro bufete de abogados está dedicado a representar casos de DUI en el todo Valle del Sol y en la corte superior. Sabemos cómo ganar su caso y le ofrecemos planes de pagos razonables y precios muy moderados para toda la comunidad Hispana.

Llámenos al 602-989-5000, estamos disponibles las 24 horas del día y la primera consulta es totalmente gratis.

badge

ABOGADOS DE DUI EN ARIZONA – CON MAS DE 20 AÑOS DE EXPERIENCIA

  • DUI regular
  • DUI extremo
  • DUI super extremo
  • DUI felonia
  • DUI segunda vez
  • Plan De Pagos
  • Todas Las Cortes En Arizona

Proceso de DUI

Las leyes relacionadas con conducir bajo la influencia de drogas o alcohol en el estado de Arizona son de las más estrictas de nuestro país. Está totalmente prohibido conducir un vehículo si su contenido de Alcohol en la sangre o BAC es de 0,08% o más. Debido a que este nivel de alcohol en la sangre disminuye la capacidad de reacción del individuo ante situaciones de peligro, aumentando así la posibilidad de ocasionar un accidente.

Los oficiales de policía tienen el derecho de detener a los ciudadanos por sospecha, también pueden proceder a realizarle las pruebas de DUI para determinar su contenido de alcohol en la sangre, prueba de moderación, prueba de Alcohol o BAC y confirmar si alguien está manejando bajo la influencia. Si las pruebas arrojan un resultado mayor al límite de legal de Arizona que es de 0,08%, será arrestado por lo general y acusado de conducir bajo la influencia.

Ante esta situación es muy importante que se asesore inmediatamente con un abogado experto en la ley de DUI, para montar su defensa. En Alcock & Asociados, encontrara un equipo con la experiencia y el conocimiento para que lo acompañen y aconsejen en todos los pasos de este duro proceso. Su bienestar es nuestra prioridad y peleamos a ganar. Tenemos el conocimiento para hacer valer sus derechos.

Penas para un DUI en Phoenix

En el Estado de Arizona, las sanciones relacionadas a casos menores de DUI varían y dependen de muchos diferentes factores. Los castigos más comunes incluyen libertad condicional, servicio comunitario, clases de DUI, perdida/suspensión de la licencia de conducir e incluso hasta pasar tiempo en prisión. También es común que su registro permanente de manejo se vea afectado.

Obviamente las consecuencias son más graves si el contenido de alcohol supera el 0,15%; usted causa un accidente; hay un menor de edad en el vehículo; o si es su segunda vez con problemas de DUI. Usualmente este tipo de delitos son considerados mayores y conllevan una sentencia mucho más grande.

En estos casos es aún mucho más importante que cuente con la asesoría de un abogado experto en la ley de DUI en el Estado de Arizona. Alguien a quien usted pueda confiar su futuro y que pelee para salvarlo. Recuerde estamos acá para ayudarle 24 horas al día los 7 días de la semana.

TIPOS DE DUI

En Alcock y asociados conocemos los diferentes procesos para cada caso de DUI. También tenemos conocimiento de todos los factores que influyen al momento de ir a la corte y las diferentes técnicas para ganar su caso.

Estamos equipados para brindarle información dependiendo su caso particular y vamos a escucharle con paciencia para poder encontrar la mejor vía para afrontar su caso. En Alcock & Asociados hemos ganado todos los diferentes tipos de DUI y contamos con 20 años de experiencia ayudando a personas tal y como usted. Estos son los principales tipos de DUI:

  • DUI Regular
  • DUI Extremo
  • DUI Super Extremo
  • DUI Felonia
  • DUI Segunda Vez

 

Las leyes del Estado de Arizona han cambiado recientemente y en especial, el condado de Maricopa tiene leyes aún más estrictas que antes. Cada vez que sale una ley nueva, esta es usualmente más dura que la ley anterior.

Si lo encuentran culpable de conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier sustancia prohibida, las repercusiones para usted y el futuro de su familia pueden ser devastadoras. Algunas de las consecuencias a las que se puede enfrentar si lo encuentran culpable de un DUI son las siguientes:

  • Tiempo en la cárcel
  • Multas
  • Restricciones en su licencia
  • Pérdida de la licencia
  • Clases

 

Normalmente este tipo de delitos influencian de manera negativa a la hora de buscar empleo y en general trae consigo muchos diferentes tipos de problemas para la persona acusada de infringir la ley.

Motores y Vehículos

Cada vez que una persona se enfrenta a un proceso de DUI, se generan dos procesos por separado que son de suma importancia. El primer proceso tiene que ver con su licencia de conducción y la entidad a cargo es el MVD (Motor Vehicle Division) más conocido como el departamento de Motores y Vehiculos. Allí, tendrá una audiencia administrativa en donde se decide si se suspende la licencia para conducir o no. Esta audiencia no es necesaria si usted es declarado culpable de un DUI, y el castigo legal es la suspensión de su privilegio de conducir o licencia de conducción.
El segundo proceso al que se debe enfrentar es el proceso legal con la corte criminal.

En Alcock & Asociados estamos preparados para ayudarle con ambos procesos. Contamos con un abogado que fue juez de este tipo de audiencias en Motores y Vehículos y contamos con toda su experiencia y conocimiento para ayudarle a resolver su caso. Llámenos y compruebe por sí mismo por que somos su mejor elección. Hemos manejado más de 10,00 casos de DUI y contamos con más de 20 años de experiencia.

¡Llame ya para su consulta gratis 602-989-5000!

Ley De DUI En Arizona

El Estado de Arizona es conocido entre todos los estados de la nación por penalizar fuertemente las ofensas por delitos de DUI. Nuestro Estado es conocido por tener las sentencias más duras y las penas de cárcel más largas por este delito. Por lo tanto, es crucial contar con una defensa agresiva en los casos de DUI. A continuación, presentaremos las sanciones obligatorias en los diferentes casos de delitos por DUI y también discutiremos la defensa más reciente y las ventajas de contar con un abogado experto en DUI.

Mínimos de Sentencia Obligatoria:

Si usted es condenado por uno de los delitos de DUI descritos a continuación, se le pedirá que realice al menos los términos enumerados en la tabla. Normalmente los delitos menores de DUI llevan consigo unos mínimos de condenas que varían en cada caso y dependiendo de las ciudades tribunales. La mayoría de las veces se tendrá que pagar por lo menos detención domiciliaria y/o monitoreo continuo de alcohol (CAM), el cual puede estar disponible después del 20% de la sentencia cumplida. También los castigos suelen incluir la instalación del dispositivo de bloqueo de encendido. Sin embargo, cada corte y cada caso son diferentes y estas opciones no están garantizadas de ninguna manera.

La tabla anterior no incluye las sanciones por delitos graves de DUI. Estas sanciones varían desde un mínimo de 4 meses en prisión, con libertad condicional, hasta casos de 20 años en prisión. Todo esto, dependiendo de una amplia variedad de factores de antecedentes o factores de hechos. Si se encuentra acusado de un delito grave de DUI, comuníquese con nosotros lo antes posible para que lo asesoremos en su proceso y podamos representar su defensa. Contamos con los mejores abogados especializados de DUI en todo el Valle del Sol.

Consecuencias de conducir – Bajo la Influencia:

Suspensión Administrativa Per Se:

Después de un arresto por DUI, el oficial completará un formulario donde impondrá una suspensión “Admin Per Se”, que consiste en una suspensión/restricción de 90 días en para conducir. El oficial presenta el formulario al Departamento de Transporte de Arizona (ADOT), una vez este reciba el formulario, enviarán una carta a la dirección registrada del conductor para informarle acerca de la suspensión. Nosotros podemos ayudarle a reducir estos 90 días de sanción y reducirlos a 30 días después de cumplir con ciertos requisitos.

Para que se apruebe una suspensión de “Admin Per Se”, el oficial debe presentar pruebas que demuestren que el conductor excedió 0.08% de grado de alcohol, o que el conductor tenía drogas en su sistema. Después de un arresto el conductor o su abogado pueden presentar una solicitud de audiencia dentro de los quince (15) días siguientes. Si se logra una audiencia con validez y éxito, ADOT anulara la suspensión para esperar los resultados de la audiencia. Durante la audiencia, el conductor o su abogado pueden impugnar los motivos del arresto por DUI. En este momento, un juez puede anular la suspensión, o también puede confirmar la suspensión y, de ser así, el conductor o su abogado pueden solicitar que las fechas de suspensión comienzan en una fecha diferente a la que hubieran comenzado luego del arresto.

En algunos casos, puede representar una ventaja “desafiar” la suspensión del administrador “Per Se”, mientras que, en otros casos, si una condena de DUI se ingresa más tarde sin una suspensión administrativa pueden imputarle más sanciones. Es importante que un abogado revise todo su caso y decida sí impugna o no una suspensión de MVD caso por caso.

Suspensión de Consentimiento Implícito:

Otro tipo de suspensión que un oficial puede solicitar después de un arresto por DUI, es una suspensión de consentimiento implícito. Esta es una suspensión más severa y puede generarle una suspensión de hasta un año. Si usted recibe este tipo de suspensión es muy importante actuar de manera precisa y rápida para llegar a una reducción. En la mayoría de los casos, esta suspensión puede reducirse a 90 días y los nueve (9) meses restantes pueden llevarse con ciertas restricciones de manejo.

La ley de Arizona permite a los oficiales registrar el cuerpo de una persona, bajo ciertas circunstancias, para determinar su grado de consumo de alcohol o drogas durante una investigación de DUI. Analizar el aliento o la sangre son dos formas principales en que los oficiales buscan evaluar la presencia de alcohol o drogas en el cuerpo de una persona. Debido a que estos métodos implican búsquedas en el cuerpo de una persona, un oficial puede emplear diferentes vías para realizar una búsqueda legalmente permisiva. En general, un oficial querrá obtener el consentimiento del conductor.

Para obtener el consentimiento implícito, un oficial leerá las advertencias de administración “Per Se” después de un arresto por DUI. La persona detenida puede optar por aceptar o rechazar el consentimiento para análisis de sangre o aliento. Si la persona arrestada se niega, el oficial debe informarle sobre las consecuencias de la negativa, lo que implicaría un castigo por consentimiento implícito de hasta un año de suspensión de manejo. Si la persona arrestada aún se niega, entonces el oficial probablemente solicitará una orden de allanamiento la cual es usualmente otorgada por un juez, si se puede demostrar que se sospecha de DUI. Es normal que un juez otorgue una solicitud de orden de registro y la persona puede verse obligada a someterse a pruebas de aliento o de sangre.

Suspensión / Restricción / Revocación de Convicción de DUI:

Si no se presentó una suspensión después del arresto, esta se podrá producir después de una condena por DUI. Además, debido a que la suspensión no se cumplió por adelantado, lo más probable es que un conductor se enfrente a una multa y tener que obtener un costoso seguro de alto riesgo SR-22. Un abogado puede trabajar en nombre de su cliente exigiendo que el oficial presente al administrador “Per Se” antes de cualquier resolución de caso conocida para evitar así la multa SR-22. Si una persona es condenada por un segundo delito de DUI, enfrentará una revocación de licencia de un año.

Los dispositivos de bloqueo en su automóvil dependen del tipo de condena por DUI en una persona. Recientemente las condenas por DUI relacionadas al uso de drogas, ya no requieren la instalación de un dispositivo de bloqueo de encendido. Todo depende del tipo de condena que informa el tribunal y el periodo de tiempo requerido para el dispositivo de encendido dependerá del tipo de condena recibida por el cargo del DUI.

Si una persona es condenada por un segundo DUI o un DUI agravado, entonces pueden ocurrir varios tipos de suspensiones. Además, el MVD puede revocar los privilegios de conducir o cancelar los privilegios de forma permanente. En estos casos, la defensa agresiva de un abogado de DUI es invaluable. Hemos descubierto muchos errores cometidos por los tribunales o el MVD que afectan enormemente el privilegio de conducir de las personas. En algunos casos, estos errores pueden incluso usarse en casos posteriores para penalizar a las personas con mayor severidad. Por lo tanto, es imperativo tratar de conservar los privilegios de conducir tanto como sea posible por medio de una defensa agresiva de uno de los abogados de nuestro bufete.

Defensas en casos de DUI:

Existen varias estrategias usadas para su defensa en los casos de DUI, pero para esto, es primordial contratar a un abogado experto en articular estas defensas ante un tribunal. Además, es recomendable que el abogado sea miembro de grupos locales de defensa de DUI y que se mantenga actualizado frente a las diferentes estrategias de defensa. Es muy significativo que su abogado tenga relaciones con muchos de los principales expertos científicos en DUI del Estado. Relaciones solidas con los fiscales y el personal de DUI dentro del sistema judicial ayudara de forma positiva en la resolución de su caso. A continuación, algunas de las principales estrategias:

Defensa de Prueba de Aliento:

Muchos estados ya no emplean las pruebas de aliento para determinar la concentración de alcohol en los casos de DUI, y la razón de esto es simple. Esta es una metodología de prueba que ya es arcaica y que es inherentemente poco confiable.

Las máquinas de prueba de aliento dependen de muchas variables que hacen que sus resultados no sean totalmente fiables. La máquina en realidad analiza el aire que se supone que proviene de las profundidades de los pulmones. Luego, las máquinas utilizan variables supuestas, que pueden aplicarse o no a usted, para convertir el análisis en una concentración estimada de alcohol en sangre. De hecho, las máquinas suponen que existen varias variables perfectas en el momento de la prueba. Si alguna de estas variables, de hecho, no aplica, las estimaciones de la prueba de aliento serán totalmente erróneas. Sin embargo, no hay forma de viajar en el tiempo y probar los factores corporales del sujeto en el momento de la prueba. Por lo tanto, se le pide al jurado de Arizona que acepte que existen varias variables que la máquina asume al calcular una estimación. Por ejemplo, los miembros del jurado de Arizona deben asumir que durante todas las pruebas de aliento la temperatura corporal del sujeto era exactamente 98.7 grados Fahrenheit a pesar del hecho de que la temperatura del cuerpo humano fluctúa a lo largo del día, hora y minuto, y generalmente es más cálida por la noche, que es cuando la mayoría de los casos de DUI ocurren.

Cómo explicamos, las máquinas de prueba de aliento deben hacer suposiciones para calcular una relación entre el aliento y la sangre. En los casos donde solo se realizaron pruebas de aliento y no existen resultados de análisis en sangre, el Estado podría enfrentar una batalla para convencer a un jurado de que el resultado que dicen tener es de hecho exacto. Los abogados de DUI de Alcock & Asociados han argumentado con éxito que el Estado no puede probar que todas las variables que deben asumirse en los cálculos del contenido de alcohol en la sangre son perfectas, y por esto, los resultados de las máquinas de aliento pueden ser erróneos.

¿Cómo puede el Estado probar que la temperatura corporal de una persona era exactamente noventa y ocho punto siete (98.7) grados Fahrenheit en el momento de la prueba? La respuesta a esta pregunta es que, si un oficial no pudo evaluar de manera confiable la temperatura corporal de una persona entonces es posible que los resultados no sean correctos. La máquina asume la temperatura corporal en su cálculo de conversión, sin embargo, si la temperatura corporal de un sujeto fuera tan solo medio (1/2) grado más alto entonces su nivel real de alcohol en la sangre podría estar por debajo del número estimado. A medida que aumenta la temperatura corporal, la estimación se convierte en un resultado más alto e incorrecto.

En muchos casos, es posible que el Estado tampoco pueda probar que el patrón de respiración de un sujeto era perfectamente normal en el momento de la prueba. A menudo solicitamos el video de vigilancia de la cárcel que debería haber registrado la respiración durante la prueba de aliento para identificar cualquier irregularidad. Si no hay imágenes disponibles, es posible que podamos solicitar al jurado que brinde el beneficio a favor del demandado siendo que, si no existen estos videos, entonces no se puede demostrar las condiciones existentes en ese momento. Sin las imágenes de video al momento de efectuar la prueba al demandado, el Estado no puede probar cómo respiraba antes o durante la prueba. Si un sujeto estaba increíblemente nervioso mientras estaba bajo custodia policial, eso podría afectar sus patrones de respiración. Si uno aguanta la respiración antes de soplar durante la prueba, lo que a menudo ocurre debido a las indicaciones de los oficiales, entonces las moléculas en el aire pueden componerse más y dar como resultado lecturas falsamente altas. Los resultados de la prueba también podrían verse comprometidos si el sujeto hiperventila o cambian otras condiciones al momento.

El Estado también puede ser incapaz de probar cuál fue la proporción exacta de partición del sujeto y la relación respiración/sangre, durante la prueba. La proporción de participación de una persona puede fluctuar a lo largo del día como lo hace la temperatura corporal de la persona. Para que la estimación de la maquina sea precisa, la proporción exacta de partición del sujeto a prueba debe haber sido de 2100 partes a 1 parte. No existen dos personas que tengan exactamente la misma proporción de partición todo el tiempo. Si en el momento de la prueba la proporción de partición del sujeto es inferior a 2100 a 1 es decir, entre 700 -2100 la conversión equivaldría a un resultado diferente y la estimación por parte de la maquina seria falsa, proporcionando un resultado de BAC más alto que el real para el sujeto.

La máquina de respiración también carece de la capacidad de eliminar todas las otras sustancias existentes cuando un sujeto sopla en la máquina. Mientras más sustancias haya en la respiración, mayor será el resultado. Si un sujeto de prueba trabajaba en una peluquería, como mecánico, en construcción o en muchos otros campos donde pueda inhalar gases durante el día, todas estas circunstancias podrían interferir con el lector de luz de la máquina. Por lo tanto, no existe una forma segura de saber si otros vapores estaban presentes en los pulmones de una persona en el momento de la prueba que puedan interfieren con los resultados.

Para que una prueba de aliento sea admisible, debe contener pruebas de aliento duplicadas que se administran a intervalos de no menos de cinco minutos ni más de 10 minutos de diferencia. Los resultados de ambas pruebas de intervalo deberán estar dentro de una concentración de alcohol de .020 entre sí. Si la segunda prueba de intervalo no está dentro de la concentración de alcohol de .020 de la primera prueba, se administrarán pruebas adicionales hasta que contengan los resultados de dos pruebas consecutivas dentro de la concentración de alcohol de .020. Por lo tanto, la máquina solo puede garantizar que sus estimaciones estén dentro de .020 (o 20%) del resultado real. Esto es lo que se conoce como el margen de error de la máquina.

Por ejemplo, supongamos que la máquina estima que el BAC de un sujeto es .084, lo cual estaría por encima del límite permitido. Sin embargo, la máquina solo puede garantizar que el BAC verdadero sea al menos .064, lo cual está muy por debajo del límite legal. Este margen de error es una defensa adicional a las posibles variables explicadas anteriormente. Adicionalmente, si en el mismo escenario anterior, el sujeto también tenía una temperatura corporal más cálida que lo normal, una relación de partición por debajo de 2200, un patrón de respiración anormal (en cualquier punto antes o durante la prueba), o si había inhalado cualquier tipo de gases antes de la investigación de DUI. Entonces todas estas variables podrían respaldar el argumento que el sujeto podría tener un BAC por debajo de .084 y que este podría ser de .064, lo cual está por debajo del limite permitido por la ley.

Las máquinas de prueba de aliento contienen estándares de gas seco. Estos estándares se ejecutan una vez antes de la primera prueba duplicada y una vez después de la segunda prueba duplicada. Los estándares deben estar dentro de 0.010 o 10% de su supuesto valor conocido para que una prueba sea aceptada. Por lo tanto, se permite que la máquina se apague en 0.010 o 10% de un estándar de gas seco conocido. Los estándares de gas seco no pueden estar científicamente relacionados con muestras de aliento humano. Es como comparar manzanas con naranjas. Cada uno contiene propiedades completamente diferentes. Pero incluso teniendo un margen de error de .010, un sujeto a quien una máquina de respiración estimó que tenía un BAC de .084 puede que realmente solo tenga un BAC de .074. Este margen de 10% puede hacer la diferencia en su caso, puesto que colocaría a la persona por debajo del límite máximo permitido por la ley. Si a esto le sumamos las variables explicadas anteriormente, entonces ya contamos con una margen de error de hasta 30%, que pudiera influir en los resultados del individuo.

Defensas de Análisis de Sangre:

La prueba de sangre también puede ser impugnada con éxito por un abogado especializado en DUI que comprenda la ciencia y cómo interpretar numerosos estudios publicados. Un jurado o fiscal podría estar convencido de una gran cantidad de problemas que podrían afectar las estimaciones de alcohol en sangre.

Algunas de las defensas más exitosas incluyen:

  1. Las pruebas de calibración de un laboratorio podrían ser obsoletas o no estar al orden del día y no habría forma de validar las muestras tomadas.
  2. El equipo de prueba, el almacenamiento o el laboratorio en sí pueden ser mantenidos incorrectamente.
  3. Los técnicos de laboratorio analizaron simplemente suero o plasma sanguíneo en lugar de sangre completa, lo que provocó que las estimaciones se inflaran falsamente.
  4. El vial o contenedor de sangre se manipuló y/o no se selló correctamente durante la conservación o el envío.
  5. Etiquetado incorrecto de la muestra de sangre. No hay certeza de que la muestra fuera la de la persona detenida.
  6. El kit de sangre y el contenido de este pasaron la fecha de vencimiento del uso.
  7. Los procedimientos para la recolección, envío, conservación y almacenamiento de la muestra de sangre no estaban de acuerdo con el procedimiento estándar (en las investigaciones de DUI rara vez se usan los mismos estándares empleados por la mayoría de las instituciones médicas).
  8. La policía o el personal que tomó la muestra de sangre no estaba calificado y/o no tenía licencia para la recolección de sangre por DUI.
  9. Se usaron agentes de limpieza no aprobados en la extracción de sangre (por ejemplo, frotar alcohol puede contaminar una muestra de sangre).
  10. Demasiado o muy poco conservante, o demasiado aire y muy poca sangre en el vial o contenedor pueden dar lugar a una lectura falsamente alta (por ejemplo, la defensa contra la sal).
  11. Diabetes o cetonas en sangre están presentes en la muestra.
  12. El uso de suplementos herbales o medicamentos para la tos estuvo presente en la sangre del sujeto.
  13. Alteración del contenido de alcohol debido a que la piel se limpia con alcohol en el sitio de inyección.
  14. El almacenamiento y mantenimiento incorrecto de la muestra que ocurre en muchas investigaciones de DUI y puede conducir a la fermentación del alcohol de los azúcares presentes en el vial.

A continuación, se muestra un resumen de algunos de los problemas más comunes relacionados con los análisis y toma de sangre por parte de la policía.

1. Desafíos del Índice de Precisión de Laboratorio Forense:

La precisión de la mayoría de las pruebas de sangre en casos de DUI es probablemente mucho peor de lo que se afirma. A nivel local, la mayoría de los laboratorios afirman que mantienen una calificación de precisión del 5% entre las muestras conocidas realizadas antes de las pruebas de muestras sospechosas. Sin embargo, según la Academia Estadounidense de Ciencias Forenses, la verdadera escala de precisión de los laboratorios es aproximadamente del 10%. Una máquina de cromatografía de gases es lo que usan los laboratorios para estimar los niveles de alcohol en muestras de sangre. Sin embargo, una máquina de cromatografía de gases no sabe de forma innata qué es una concentración de alcohol en la sangre. Esta máquina debe recibir esta información. Una máquina se calibra cada vez antes de realizar una prueba. Durante esta calibración, un laboratorio literalmente le dice a una máquina cómo se ve una determinada concentración de alcohol. Por ejemplo, se le dirá a la máquina cómo se ve una concentración de alcohol de 0.08. Sin embargo, es un problema importante cuando el laboratorio que prueba las muestras es el mismo laboratorio que crea sus propios controles.

No es posible saber si estos controles creados en laboratorio son realmente precisos. Además, estos estándares “conocidos” creados por ellos mismos se basan en el agua en lugar de la sangre. Pero, no hay casos de alcohol en el agua como en el caso de un DUI. La sangre y el agua no son lo mismo, al igual que la respiración y el gas seco no son lo mismo. El agua, a diferencia de la sangre, no contiene células, virus, bacterias, etc. Los controles de las pruebas deben estar hechos de sangre. De hecho, no son compañías que fabrican controles de sangre. Los problemas se ven agravados por el hecho de que ningún laboratorio forense local recibe auditorías independientes de su trabajo. Más bien, debemos creer ciegamente que su trabajo es perfecto.

2. Desafíos Durante la Recolección de Sangre:

En la mayoría de las investigaciones de DUI, el procedimiento médico de recolección de sangre es realizado por oficiales que solo han tomado un curso abreviado de extracción de sangre. Durante dichos “procedimientos”, no existe una relación de atención médica/paciente. La naturaleza adversaria inherente a cada investigación criminal es muy diferente de la relación entre el proveedor de atención médica y un paciente. Un flebotomista en la industria del cuidado de la salud recibe una capacitación significativa en la ciencia de la extracción de sangre y conoce una gran cantidad de diferentes circunstancias.

Por el contrario, durante las investigaciones de DUI, un oficial de policía sin experiencia en medicina lleva a cabo literalmente un procedimiento médico especializado sobre un tema en una circunstancia adversa e inusual. Para poder realizar estas pruebas, un oficial simplemente completa un curso abreviado, a menudo diseñado específicamente para la aplicación de la ley, sobre flebotomía. En esta clase corta, a los oficiales se les instruye literalmente cómo no inyectarse y/o contaminarse. Finalmente, completan una pequeña cantidad de extracciones de sangre en las que una extracción “exitosa” se describe simplemente como una en la que el oficial no solicitó ayuda.

Un flebotomista adecuado debería tener un historial médico o preguntarle a un sujeto si tiene algún problema con la coagulación de la sangre, la presión arterial, las enfermedades transmitidas por la sangre, otras afecciones médicas y/o alergias. En las investigaciones de DUI es raro que a un sujeto se le haga alguna de estas preguntas y aún más raramente se documentaría alguna de esta información. Las respuestas a esta información podrían afectar significativamente los resultados de una prueba. La forma en que se recolectó la sangre puede afectar indudablemente la integridad de los resultados. Los estudios publicados han demostrado que los errores de extracción de sangre pueden conducir a resultados falsos positivos de hasta el 50% de las veces.

3. Cadena de Custodia, Fermentación y Protección de la muestra de Sangre

Los informes publicados indican que las tasas de error pueden ser de hasta el 100% cuando una muestra de sangre se ha manejado mal, no se ha almacenado correctamente y/o se han retrasado las pruebas. En la mayoría de las investigaciones de DUI, las muestras de sangre permanecen durante largos períodos antes de la prueba en el laboratorio. Por el contrario, en casi todos los entornos médicos, los resultados de los análisis de sangre son casi instantáneos o están disponibles en cuestión de días.

Todo tipo de sangre contiene elementos tales como: azúcar, bacterias y levadura. Estas propiedades también son las necesarias para iniciar el proceso conocido como fermentación. La fermentación convierte los azúcares en alcohol. Así es como se producen el vino y otras bebidas alcohólicas. Se supone que la mayoría de los viales o contenedores vacíos utilizados para almacenar sangre contienen conservantes, que están diseñados para ayudar a reducir las tasas de fermentación. A pesar de varios estudios publicados que muestran que la fermentación puede ocurrir y ocurre en muestras de sangre, los oficiales hacen poco para poder refutar más tarde las afirmaciones de fermentación. Es común, aunque no debería serlo, que un oficial no mida la cantidad de conservantes en el vial antes de la entrada de sangre o que no fotografíe la evidencia de los viales antes de la entrada de sangre. Y como se indicó anteriormente, el jurado no puede asumir que el contenido de conservantes en el vial fue suficiente. Además, cuanto más tiempo se mantenga el alcohol en un vial con azúcar, bacterias, levadura, entre otros componentes, más altos serán los contenidos de alcohol en los mismos debido al proceso de fermentación.

La defensa puede argumentar varios puntos en esta área dependiendo de los hechos de un caso individual dado.

Algunos de esos argumentos se describen a continuación:

  • Si el nivel de sangre en un vial era bajo y, por lo tanto, había una mayor cantidad de aire en el vial (que inherentemente contendría una mayor cantidad de bacterias), entonces la proporción de sangre a conservante es anormal y será más probable que la muestra se fermente.
  • Si una muestra permaneció en un lugar durante un largo período de tiempo antes de la prueba, sería más probable que ocurriera la fermentación a un ritmo muy acelerado (en muchas investigaciones de DUI este lapso de tiempo dura varios meses).
  • Si el nivel de conservante en el vial o contenedor fue insuficiente. Recientemente, un fabricante retiró varios tubos de sangre cuando se descubrió que un lote fabricado contenía conservantes insuficientes. Incluso si un vial de sangre utilizado en su caso no fue retirado posteriormente de este lote, no hay forma de saber si el vial individual fue suficiente si el oficial no documentó adecuadamente el vial en la escena. Asumir que el contenido conservante de un vial fue suficiente en la escena sin ninguna otra evidencia es nada menos que adivinar, que es un tipo de razonamiento que rara vez se permite en un tribunal de justicia.
  • Si el laboratorio criminalístico no permitió que la muestra alcanzara la temperatura ambiente antes de la prueba, las conclusiones podrían aumentarse incorrectamente. Además, si la muestra (y la segunda muestra para pruebas independientes) no se refrigeraron a tiempo, podría haberse estropeado proporcionando un resultado incorrecto del debido proceso. Además, si el vial antes de la extracción de sangre no se mantuvo adecuadamente en un ambiente con temperatura controlada según lo recomendado por el fabricante, las propiedades conservantes podrían verse comprometidas.

 

4. Contaminación

Un laboratorio criminalístico contiene las condiciones perfectas para que ocurra la contaminación. La contaminación puede y ocurre en gran escala en los laboratorios delictivos. La contaminación puede fácilmente provenir de empleados que no siguen el protocolo establecido mientras están dentro de un entorno que contiene muchas drogas ilícitas y muestras con alto contenido de alcohol. También puede ocurrir por una interferencia desconocida. Cuando los compuestos se mezclan con etanol, las personas que son realmente inocentes pueden ir a la cárcel o prisión por un resultado erróneo. Las interrupciones pueden pasar desapercibidas y pueden ser imposibles de encontrar en revisiones posteriores de datos de lotes de ejecución de muestra. Por ejemplo, los datos del lote no detectarían una fuga en la línea de gas de una máquina de cromatografía de gases que les permitió que el aire exterior que contenía gases de las moléculas de drogas o alcohol invadiera las muestras. La contaminación puede y ocurre de muchas maneras diferentes. En resumen, en comparación con los laboratorios de investigación neutrales, es posible que no existan métodos científicos sólidos en los laboratorios forenses de aplicación de la ley. La falta de una metodología científica sólida se debe en gran medida a la incompetencia del personal y la falta de fondos para el monitoreo independiente y neutral de terceros. La máquina de cromatografía de gases se fabrica solo para dar resultados presuntivos en lugar de resultados concluyentes con respecto al contenido de alcohol. Es probable que las conclusiones no sean del todo precisas. Los controles pueden estar muy lejos, como hemos descrito. La forma en que se realiza la prueba deja una gran oportunidad para que ocurra la fermentación a lo largo del tiempo que la sangre salió de la vena humana hasta el momento de la prueba.

Otras Defensas de DUI

Un abogado experto en DUI puede plantear una serie de desafíos para refutar las acusaciones del Estado con respecto a las pruebas de aliento o de sangre. También hay una serie de otras defensas que pueden plantearse para desafiar muchas otras partes de un caso de DUI. Las defensas de estas tesis son amplias e incluyen, pero no se limitan a:

  • Motivos ilegales para detener el tráfico
  • Incapacidad para probar la conducción o el control físico real de un vehículo
  • Búsqueda ilegal y asimiento del aliento o sangre de una persona
  • Motivos para evitar resultados de pruebas de sobriedad en el campo
  • Desafíos de la barrera del idioma cuando el Estado no pudo proporcionar un intérprete necesario
  • La incapacidad para probar el consumo de alcohol o drogas ocurrió antes o durante la conducción o el control físico real del vehículo
  • Otras violaciones constitucionales, como no proporcionar un oficial judicial a una persona arrestada dentro de las 24 horas
  • Incapacidad para probar la causa probable de arresto por DUI y continuar una investigación de DUI
  • Incapacidad para probar la jurisdicción adecuada
  • Cuestiones de credibilidad de un testigo estatal que potencialmente impide su testimonio
  • No dar a un sujeto arrestado la oportunidad de buscar pruebas independientes
  • Incapacidad para probar la identidad del acusado luego acusado en un caso de DUI
  • Ataques colaterales como la incapacidad de demostrar que la suspensión de un conductor era válida o que fueron juzgados de manera justa en casos anteriores

Cualquiera que sea su situación, póngase en contacto con nosotros hoy para explorar sus opciones y contratar a un abogado experto y encontrar así una defensa sólida en su caso de DUI. Peleamos a ganar y estamos con usted. 602-989-5000.

Arm yourselft with information  
reprenstation you deserve

CONSULTA GRATUITA CON UN ABOGADO

Le explicaremos y lo informaremos sobre cuáles son las mejores opciones que tiene disponibles. Nos tomaremos el tiempo de conocerlo a usted y a su situación legal para poder responder mejor todas sus preguntas. Luego de la consulta inicial gratuita con nuestros abogados, sabrá a qué se enfrente y qué puede suceder con su caso

CONSULTA GRATUITA >

LOS MEJORES ABOGADOS DE PHOENIX

avvo

the national trial lawyers
bbb
nacdl
avvo rating superb
federal bar associates
Alcock Law Firm

Alcock & Associates P.C.
2 North Central Avenue, 26th Floor
Phoenix AZ 85004

602-989-5000
© 2020 Alcock & Associates, P.C. | Diseño del sitio web por: My Biz Niche © 2020 Alcock & Associates, P.C.
Diseño del sitio web por: My Biz Niche

Alcock & Associates P.C.
2 North Central Avenue, 26th Floor
Phoenix AZ 85004